Por qué el concepto de “nombre real” de Google+ y Facebook es revolucionario

Esta semana he leído (y twitteado) el artículo de The Atlantic: “Why Facebook and Google’s Concept of ‘Real Names’ Is Revolutionary“.

Resumiendo, Alexis Madrigal argumenta que la política que Facebook y Google+ tienen respecto a los nombres (en Google+ si alguien denuncia que no estás usando un nombre real te cierran la cuenta y en Facebook tienen su particular cruzada contra el anonimato desde hace tiempo) no se parece en nada a la manera en que la identidad de un individuo y lo que dice interactúan en el mundo real, si no que lo liga de una manera mucho más fuerte a sus palabras.

Lo ejemplifica con un supuesto, imagina que vas por la calle y gritas “¡Abajo el gobierno!” a no ser que seas muy conocido, nadie que esté en la calle y pueda oírte va a reconocerte. Como mucho podrían describirte físicamente. Tus palabras se desvanecen en el aire, nada las conserva. Tampoco se conserva el contexto en ninguna parte. Nadie puede demostrar que lo hayas dicho.

En la vida real no esperamos que nada de lo que decimos perdure, sea muy público y además se asocie de forma permanente a nosotros.

Dado que estas redes sociales te obligan a poner un nombre real en sus condiciones todo lo que dices además de quedar guardado y poder ser recuperado por motores de búsqueda se asocia perpetuamente a tu nombre. Sí, con más o menos público según la configuración de privacidad que tengas puesta pero una vez que está ahí no sabes a quién puede llegar.

Hasta aquí lo que dice el articulista, que pretende generar debate sobre esta situación que el considera sin precedentes.

Me parece que el artículo es muy interesante y además llega en un momento muy adecuado.

Me gustaría añadir que el contexto de los mensajes en las redes sociales en muchos casos se pierde, bien porque no queda reflejado en el mensaje o bien porque lo lee posteriormente no recuerda o no tiene manera de posible de recuperar la información que le falta. Y para qué negarlo, parece que más que la presunción de inocencia a los mensajes en las redes sociales se les aplica más el “Piensa mal y acertarás”.

Así uno puede decir de broma que como el aeropuerto de su ciudad no quite a tiempo el hielo de las pistas para que pueda volar le pone una bomba y acabar pagando 3000 libras al juzgado o como le ha sucedido a un hombre hace poco sugerir en Facebook montar disturbios en su pueblo y, aunque ningún vecino responda a la llamada, ir cuatro años a la cárcel.

Anuncios

4 comentarios en “Por qué el concepto de “nombre real” de Google+ y Facebook es revolucionario

  1. Tienes razón. Antes en los medios de comunicación la recuperación de las declaraciones de algún personaje, por ejemplo, era mucho más difícil y poco habitual. Había que irse a la hemeroteca y bucear en océanos de páginas de papel. Ahora, con los podcasts y con las herramientas web que permiten, por ejemplo, encontrar en 2 segundos un twitt que pusiste hace año y medio, el hombre es más esclavo de sus palabras que nunca.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s