El Archivo Arqueológico del Museo de Londres

A principios de Febrero visité el London Archaeological Archive and Research Centre. El archivo que se encuentra en Hackney ofrece tours el primer y el tercer sábado de cada mes que cuestan 5 libras por persona.

Mortimer Wheeler House by Oxyman

Mortimer Wheeler House (Oxyman) / CC BY-SA 2.0

El LAARC es el archivo arqueológico más grande del mundo y pertenece al Departamento de Arqueología del Museo de Londres. Si alguien tiene planes de una visita a Londres próximamente y todavía no lo conoce, el museo está muy próximo a la Catedral de St. Paul y es gratuito. Mi parte favorita es la dedicada a la época romana, que incluye en su exposición un guiño a los Monty Phyton con una grafitti a la entrada de la exposición que dice “Romans go home”.

En el archivo se pueden encontrar objetos y documentación sobre casi 8500 excavaciones arqueológicas ordenadas cronológicamente. Como explican en su página web, el archivo es un recurso importante para la Arqueología dado que esta es un proceso destructivo. Desenterrar un depósito supone eliminar otro. Mientras que un experimento científico puede repetirse, un yacimiento arqueológico no se puede volver a excavar. Por esta razón y para permitir que otras personas estudien el mismo yacimiento, se documentan al máximo las excavaciones previas.

Las personas que dan el tour no se detienen en aspectos técnicos, simplemente intentan dar una idea general de lo que se hace en el archivo a los visitantes. Aun así me pareció una visita que mereció la pena.

Durante la visita nos enseñaron las áreas de trabajo de los investigadores, donde tratan los objetos que acaban de llegar, y posteriormente el archivo en sí mismo y algunos objetos curiosos como zapatos romanos encontrados casi en perfecto estado en el Támesis, una caja de agujas, un pequeño artilugio para rizarse el pelo…

Me gustaría destacar que el archivo abre anualmente una serie de plazas para ser voluntario en él durante un par de semanas. Una está dirigida a personas que tengan interés en una carrera en Archivística y consiste en catalogación y conservación de objetos. Los periodos de para enviar solicitudes y la información sobre el proceso están en su página web.

BIALL, CLSIG and SLA Europe Open Day (17th May 2013)

El miércoles pasado las asociaciones cuyas siglas menciono en el título celebraron un “día abierto” para nuevos profesionales consistente en charlas y visitas a bibliotecas de distintas instituciones. La universidad para la que empecé a trabajar a principios de Febrero me dio la oportunidad de ir y no dudé en aprovecharla.

Puede que no os suenen de nada las siglas del título, o puede que sí, en cualquier caso lo aclaro: BIALL es la British & Irish Association of Law Librarians, CLSIG es el Commercial, Legal and Scientific Information Group (un grupo de interés del Chartered Institute of Library and Information Professionals, más conocido como CILIP) y SLA es la Special Libraries Association.

En las charlas tuvieron un gran peso los bibliotecarios “comerciales” (así los llaman aquí) que trabajan en bufetes de abogados y en general los bibliotecarios que trabajan en el área relacionada al Derecho, aunque también hubo un par de charlas de bibliotecarios que trabajan en bibliotecas médicas.

Los ponentes hablaron de su carrera profesional, la versatilidad de la profesión, dieron consejos para nuevos profesionales sobre cómo encontrar trabajo en su área y comentaron qué habilidades y conocimientos se necesitan. Algunos también hablaron en detalle de la institución o empresa en la que se encuentran trabajando en este momento.

Las presentaciones se pueden ver en la web de CILIP así que me limito a resumir lo más destacado.

Jacky Berry de la British Medical Association hace una lista de habilidades que uno necesita en el mundo de la biblioteconomía. Es una persona que ha trabajado como bibliotecaria (entiéndase que aquí no hay “documentalistas”, eres simplemente “librarian”) en prácticamente cualquier sitio imaginable: en una actuaría, en un estudio de arquitectos, en un bufete de abogados, en una asociación médica…

Sam Wiggins que trabaja en Norton Rose habla de cómo destacar como nuevo profesional, él ha sido el ganador de este año del premio que SLA Europe entrega a nuevos profesionales (el premio es ir a la conferencia internacional de SLA que este año se celebra en San Diego).

Emily Allbon habla de trabajar en una biblioteca académica especializada en Derecho, ella trabaja en la de la City University y es la creadora de Lawbore un directorio de recursos de información sobre derecho para estudiantes de grado que ha sido premiado a nivel nacional por la asociación de profesores de derecho. Además incluye en su presentación una lista de profesionales a seguir en Twitter que merece la pena.

Sandra Smythe habla de su trabajo en un bufete de abogados, detalla qué hace exactamente y cómo llegó a este tipo de trabajo. Es una presentación muy interesante.

Danny Rees habló de su trabajo en Wellcome Trust, la organización benéfica médica. Su presentación fue tan buena que solo me he dado cuenta de que su ‘power point’ no contenía ni una palabra cuando he empezado a revisar las presentaciones. Nos habló del origen de la institución para la que trabaja (fascinante, por cierto, visitad la web), cómo fue creciendo como profesional en ella y lo bien que se lo pasa haciendo trabajos de lo más variados o encontrando objetos extraños en cajas todavía por abrir de la colección que el fundador de la institución adquirió hace tiempo.

Marie Cannon habló de lo que le hubiera gustado saber antes de hacer el master en Biblioteconomía (requisito para ser profesional cualificado en UK) y de lo que lo hubiera gustado saber como nueva profesional. Ella también fue ganadora del premio a nuevos profesionales de SLA.

Simon Barron de la British Library habló sobre el proyecto de digitalización que están llevando a cabo conjuntamente con la Qatar Foundation y describió al “digital librarian” que considera el futuro de nuestra profesión y que básicamente requiere un perfil técnico (catalogar, metadatos, etc.) con algunos conocimientos informáticos.

Tracey Dennis nos habló de su trabajo en Inner Temple algo similar a una asociación de abogados pero con mucha antigüedad y tradición en Gran Bretaña, desconozco si existe algo similar en España. Son unas instituciones muy conservadoras y, nuevamente, el ambiente puede no ser del gusto de todo el mundo. La presión que se tiene en este tipo de trabajo es similar, si no peor, que la que hay en un bufete de abogados. Nos puso ejemplos de personas llamando para decir “estoy ante el Tribunal Supremo necesito que me envíen por e-mail esta, esta, esta y esta documentación para mi presentación, me quedan 30 minutos”.

Fiona Fogdon nos resumió su trayectoria profesional y dio consejos para encontrar trabajo.

La visita que hice fue al Institute of Legal Advanced Studies aunque se podía elegir entre este, la Wiener Library o la London School of Hygiene & Tropical Medicine. Es una biblioteca con varias plantas que se considera la “biblioteca nacional de derecho”. Hablaré en otro momento en más detalle de la visita puesto que esta entrada ya es bastante larga.

Conclusiones del día:

Ser bibliotecario en un bufete de abogados es un trabajo bastante exigente. Hay bastante presión para cumplir unas fechas límites, se necesita adquirir una serie de conocimientos con rapidez, aunque tienen la ventaja de que se pueden adquirir en el trabajo. La mayoría de bibliotecarios que terminan trabajando para un bufete de abogados no tenían conocimientos previos de derecho pero lo habitual es que la propia empresa den la formación necesaria a los nuevos empleados. Tampoco es un trabajo para todo el mundo, en el sentido de que es un ambiente corporativo, muy jerarquizado. A cambio son trabajos bastante mejor pagados que los de las bibliotecas públicas y las académicas y los recursos de los que se dispone son mucho más amplios.

En general, en el área de Derecho los bibliotecarios tienen como parte de sus tareas el formar a otras personas para utilizar mejor los recursos.

Las recomendaciones para nuevos profesionales que destacaría son las siguientes:

  • Mantenerse al día de lo que pasa con la profesión
  • Unirse a una asociación profesional
    • Ser activo en la asociación, presentarse a premios…
  • Seguir listas de distribución
  • Utilizar Twitter (con cuidado) y seguir a personas, asociaciones o instituciones relevantes; nos recomendaron a personas en concreto y  #uklibchat
  • Empezar un blog
  • Escribir artículos científicos
  • Seguir el meme 23 Things for Professional Development
  • Asistir a eventos
  • Hacer contactos
  • Aprender más sobre informática
  • Obtener cualificaciones que puedan ser relevantes a nuestro trabajo (por ejemplo en gestión de proyectos)
  • Ser proactivo: si algo te interesa, perseguirlo activamente

Resumen del año

Decía hace ya casi un año que “El año [2011] no ha estado mal pero planeo que el que viene sea todavía mejor“. Sinceramente, creo que este año ha superado mis propias expectativas.

Sin duda, he aprendido muchas cosas tanto a nivel personal como profesional. Mi propósito para 2013 es el mismo que el del año anterior: que el año que viene sea todavía mejor.

¿Mi plan? Tengo un billete de ida a Londres y un puesto de voluntaria en la biblioteca de una organización benéfica. Espero que poco a poco me pueda ir labrando el camino para encontrar un trabajo en alguna de las muchas bibliotecas de la ciudad.

¡Os deseo un feliz 2013!