BIALL, CLSIG and SLA Europe Open Day (17th May 2013)

El miércoles pasado las asociaciones cuyas siglas menciono en el título celebraron un “día abierto” para nuevos profesionales consistente en charlas y visitas a bibliotecas de distintas instituciones. La universidad para la que empecé a trabajar a principios de Febrero me dio la oportunidad de ir y no dudé en aprovecharla.

Puede que no os suenen de nada las siglas del título, o puede que sí, en cualquier caso lo aclaro: BIALL es la British & Irish Association of Law Librarians, CLSIG es el Commercial, Legal and Scientific Information Group (un grupo de interés del Chartered Institute of Library and Information Professionals, más conocido como CILIP) y SLA es la Special Libraries Association.

En las charlas tuvieron un gran peso los bibliotecarios “comerciales” (así los llaman aquí) que trabajan en bufetes de abogados y en general los bibliotecarios que trabajan en el área relacionada al Derecho, aunque también hubo un par de charlas de bibliotecarios que trabajan en bibliotecas médicas.

Los ponentes hablaron de su carrera profesional, la versatilidad de la profesión, dieron consejos para nuevos profesionales sobre cómo encontrar trabajo en su área y comentaron qué habilidades y conocimientos se necesitan. Algunos también hablaron en detalle de la institución o empresa en la que se encuentran trabajando en este momento.

Las presentaciones se pueden ver en la web de CILIP así que me limito a resumir lo más destacado.

Jacky Berry de la British Medical Association hace una lista de habilidades que uno necesita en el mundo de la biblioteconomía. Es una persona que ha trabajado como bibliotecaria (entiéndase que aquí no hay “documentalistas”, eres simplemente “librarian”) en prácticamente cualquier sitio imaginable: en una actuaría, en un estudio de arquitectos, en un bufete de abogados, en una asociación médica…

Sam Wiggins que trabaja en Norton Rose habla de cómo destacar como nuevo profesional, él ha sido el ganador de este año del premio que SLA Europe entrega a nuevos profesionales (el premio es ir a la conferencia internacional de SLA que este año se celebra en San Diego).

Emily Allbon habla de trabajar en una biblioteca académica especializada en Derecho, ella trabaja en la de la City University y es la creadora de Lawbore un directorio de recursos de información sobre derecho para estudiantes de grado que ha sido premiado a nivel nacional por la asociación de profesores de derecho. Además incluye en su presentación una lista de profesionales a seguir en Twitter que merece la pena.

Sandra Smythe habla de su trabajo en un bufete de abogados, detalla qué hace exactamente y cómo llegó a este tipo de trabajo. Es una presentación muy interesante.

Danny Rees habló de su trabajo en Wellcome Trust, la organización benéfica médica. Su presentación fue tan buena que solo me he dado cuenta de que su ‘power point’ no contenía ni una palabra cuando he empezado a revisar las presentaciones. Nos habló del origen de la institución para la que trabaja (fascinante, por cierto, visitad la web), cómo fue creciendo como profesional en ella y lo bien que se lo pasa haciendo trabajos de lo más variados o encontrando objetos extraños en cajas todavía por abrir de la colección que el fundador de la institución adquirió hace tiempo.

Marie Cannon habló de lo que le hubiera gustado saber antes de hacer el master en Biblioteconomía (requisito para ser profesional cualificado en UK) y de lo que lo hubiera gustado saber como nueva profesional. Ella también fue ganadora del premio a nuevos profesionales de SLA.

Simon Barron de la British Library habló sobre el proyecto de digitalización que están llevando a cabo conjuntamente con la Qatar Foundation y describió al “digital librarian” que considera el futuro de nuestra profesión y que básicamente requiere un perfil técnico (catalogar, metadatos, etc.) con algunos conocimientos informáticos.

Tracey Dennis nos habló de su trabajo en Inner Temple algo similar a una asociación de abogados pero con mucha antigüedad y tradición en Gran Bretaña, desconozco si existe algo similar en España. Son unas instituciones muy conservadoras y, nuevamente, el ambiente puede no ser del gusto de todo el mundo. La presión que se tiene en este tipo de trabajo es similar, si no peor, que la que hay en un bufete de abogados. Nos puso ejemplos de personas llamando para decir “estoy ante el Tribunal Supremo necesito que me envíen por e-mail esta, esta, esta y esta documentación para mi presentación, me quedan 30 minutos”.

Fiona Fogdon nos resumió su trayectoria profesional y dio consejos para encontrar trabajo.

La visita que hice fue al Institute of Legal Advanced Studies aunque se podía elegir entre este, la Wiener Library o la London School of Hygiene & Tropical Medicine. Es una biblioteca con varias plantas que se considera la “biblioteca nacional de derecho”. Hablaré en otro momento en más detalle de la visita puesto que esta entrada ya es bastante larga.

Conclusiones del día:

Ser bibliotecario en un bufete de abogados es un trabajo bastante exigente. Hay bastante presión para cumplir unas fechas límites, se necesita adquirir una serie de conocimientos con rapidez, aunque tienen la ventaja de que se pueden adquirir en el trabajo. La mayoría de bibliotecarios que terminan trabajando para un bufete de abogados no tenían conocimientos previos de derecho pero lo habitual es que la propia empresa den la formación necesaria a los nuevos empleados. Tampoco es un trabajo para todo el mundo, en el sentido de que es un ambiente corporativo, muy jerarquizado. A cambio son trabajos bastante mejor pagados que los de las bibliotecas públicas y las académicas y los recursos de los que se dispone son mucho más amplios.

En general, en el área de Derecho los bibliotecarios tienen como parte de sus tareas el formar a otras personas para utilizar mejor los recursos.

Las recomendaciones para nuevos profesionales que destacaría son las siguientes:

  • Mantenerse al día de lo que pasa con la profesión
  • Unirse a una asociación profesional
    • Ser activo en la asociación, presentarse a premios…
  • Seguir listas de distribución
  • Utilizar Twitter (con cuidado) y seguir a personas, asociaciones o instituciones relevantes; nos recomendaron a personas en concreto y  #uklibchat
  • Empezar un blog
  • Escribir artículos científicos
  • Seguir el meme 23 Things for Professional Development
  • Asistir a eventos
  • Hacer contactos
  • Aprender más sobre informática
  • Obtener cualificaciones que puedan ser relevantes a nuestro trabajo (por ejemplo en gestión de proyectos)
  • Ser proactivo: si algo te interesa, perseguirlo activamente
Anuncios

“Los bibliotecarios están para…

Phil Bradley quote: Librarians are there...

Los bibliotecarios están ahí:

Para ayudar, auxiliar, asistir. Para enseñar, reunir, entusiasmar. Para catalogar, clasificar, ordenar, organizar. Para encontrar, descubrir, promocionar, mostrar. Para interesar, intrigar, entretener y asombrar. Para inculcar las ganas de saber. Para ayudar a los niños, adultos, personas mayores, los menos privilegiados, los ricos, los pobres, aquellos con voz y aquellos sin ella. Para proteger recursos, archivarlos, almacenarlos, guardarlos para el futuro. Para proporcionar puntos de vista discrepantes, para generar reflexión, conversación, investigación, diversión. Para dar la mejor respuesta posible, corresponder la respuesta con el que pregunta, para facilitar suficiente información sin abrumar al usuario,  pero siempre bastante para ayudarle. Para mejorar una comunidad local, una compañía, un colegio, una universidad, una organización, un país, el mundo.

Google está ahí:

Para ganar dinero.

Frase de Phil Bradley via pantuflasdecor

 

Javier Marías: “Que el presupuesto sea 0 para las bibliotecas públicas me parece escandaloso”

Creo que es mejor que ese dinero el Ministerio lo destine a lo que le parezca. Ojalá lo destinaran a las bibliotecas publicas, que han recibido un presupuesto de 0 euros para 2013, lo cual me parece escandaloso. Entiendo que haya recortes en Cultura cuando es necesario, a sectores como el cine, el teatro, la ópera, que son efectivamente caros, pero no entiendo que afecte a las bibliotecas públicas. Que el presupuesto sea 0 para las bibliotecas públicas me parece escandaloso.

Javier Marías al renunciar al Premio Nacional de Narrativa.

En relación al Miami-Dade Public Library System

Ayer se publicó mi entrada sobre el Sistema de Bibliotecas Públicas de Miami-Dade en Biblogtecarios. (Por cierto, ¿Habéis ido a echar un vistazo a InfoTecarios ya?)

Edificio iluminado con los colores de la bandera de USA

Edificio iluminado con los colores de la bandera de USA el 4 de Julio.

La primera biblioteca que he visitado de este sistema es la Main Library (biblioteca central) que se encuentra en el Cultural Plaza donde además hay dos museos: el Miami Art Museum (que para información de los turistas que vayan con el presupuesto ajustado se puede visitar gratuitamente el segundo sábado de cada mes) y el Miami History que además tiene un archivo y un centro de investigación y organiza tours por la ciudad con expertos.

La plaza me encanta, lamentablemente no he conseguido encontrar muchas fotos de la enorme fuente que baja haciendo una cascada a su entrada, y el interior de la biblioteca también me gusta mucho, se podría hacer una película en ella.

También me llama la atención la Hispanic Branch. Aunque con las prácticas, el hecho de que estoy finalizando todavía mi trabajo fin de grado y otras cosas que van surgiendo no he podido visitarla pero que no os quepa duda de que lo haré.

Otra cosa interesante es el tema de los programas de alfabetización. Me sorprende que no hagan un equivalente en español teniendo en cuenta que en Miami mucha gente es de habla hispana y probablemente se encuentra con los mismos problemas para leer y escribir. Aunque no lo hacen las bibliotecas tiene que haber alguna asociación que se encargue de ello, seguro.

Respecto al voluntariado, me parece curioso -aunque por otra parte razonable- que se solicita siempre comprobar tus antecedentes penales para ser voluntario en cualquier cosa. No sé si sucede en el resto del Estado o del país (es probable que sí) pero esto ya lo he visto un montón de veces en Miami.

La misión de un bibliotecario

“We connect people to knowledge. We bring people together with the intellectual content of the past and present so that new knowledge can be created. We provide the ways and means for people to find entertainment and solace and enlightenment and joy and delight in the intellectual, scientific and creative work of other people. This is what we have always been about.”

Conectamos a las personas con el conocimiento. Unimos a las personas con el contenido intelectual del pasado y el presente para que se pueda crear nuevo conocimiento. Proveemos de maneras y medios para que las personas encuentren entretenimiento, placer, ilustración, alegría y deleite en el trabajo intelectual, científico y creativo de otras personas. Esto es lo que siempre hemos hecho.

“Our job is not to build a better library—it’s to figure out how best to use our skills and talents to advance the goals of our communities. Sometimes that means we’ll be doing the kinds of things that people associate with libraries. Sometimes it means we’ll stop doing those sorts of things. And sometimes it means we’ll be doing things that nobody ever associated a library with before.”

Nuestro trabajo no es crear una biblioteca mejor – es averiguar cómo usar mejor nuestras habilidades y talento para promover las metas de nuestras comunidades. A veces eso significa que haremos el tipo de cosas que la gente asocia con las bibliotecas. A veces significa que dejaremos de hacer ese tipo de cosas. Y otra veces significa que haremos cosas que nadie ha asociado nunca con una biblioteca.

T. Scott Plutchak en Breaking the barriers of time and space: the dawning of the great age of librarians, lectura recomendable en la que habla acerca del futuro de los bibliotecarios.

La biblioteca de la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas

¿Sabías que dicen que los Oscars reciben este nombre porque la bibliotecaria de la Academia en 1931 dijo al ver la estatuilla que se parecía a su tío Oscar? La bibliotecaria se llamaba Margaret Herrick y, de hecho, en homenaje a ella la biblioteca de la Academia lleva su nombre en la actualidad.

Margaret Herrick Library

Entre sus colecciones se encuentran guiones y publicaciones periódicas desde 1910, un archivo fotográfico, grabaciones de entrevistas con figuras de la industria cinematográfica, posters de películas, diseños de producción… La colección principal está divida en cinco categorías: producción, biografía, materia, premios y festivales e historia de la academia.

Os animo a que le echéis un vistazo a la pequeña página web de la biblioteca: Margaret Herrick Library